Domingo 8 Diciembre 2019

SAUTEX.com. Salud. Consejos para ella. . 

¿Cómo potenciar los bíceps?

Entre los músculos más populares, sin duda, está el bíceps. Desde pequeños, solemos apretar el puño y contraer el brazo para ver cuánto ha crecido.

Y es que unos bíceps poderosos son el fetiche de muchos. Para lograrlos, claro está, debes acudir al mundo de las pesas. Con constancia y dedicación los lograrás.

Debes saber que en este músculo la genética es mucho más importante. Si la naturaleza no te ha favorecido, te costará un poco más mostrar un brazo potente. Sin embargo, es posible si sigues estos consejos.

Pocas repeticiones y mucho peso

El bíceps, al ser un músculo pequeño, requiere de una sesión corta pero potente

Debes hacer pocas repeticiones (entre seis y ocho) si lo que buscas es crecimiento. Eso sí, emplea un peso de máxima exigencia.

En cuanto a la cantidad de ejercicios, con tres está bien. Puedes hacer cuatro series de cada uno.

Busca la calidad

Al trabajar el bíceps, muchas veces solemos hacer “trampa”. Cuidado con eso.

Pequeños impulsos, jaloneos y hasta brincos… Son muchos los movimientos que te pueden ayudar a dominar un peso enorme. Sin embargo, esto te llevará a perder tu tiempo.

En el mundo del fitness, es mejor la calidad que la cantidad. Utiliza un peso que puedas dominar y realiza los movimientos a la perfección. De esta manera, todo el impacto recaerá en el bíceps, el músculo que quieres potenciar.

¡Ojo!

Frecuentemente, las personas entrenan el bíceps y el tríceps al mismo tiempo. Esto es un graso error.

Este tipo se sesiones conllevan al fracaso. Ambos músculos se cansan y no te permiten rendir al máximo.

En el caso del tríceps, los consejos son los mismos: pocas repeticiones, mucho peso y movimiento de calidad.

A pesar de que el bíceps es un poco más popular, ambos músculos son igual de importantes. Trabájalos con la misma frecuencia.

No te olives de los hombros

Jamás tendrán unos brazos atractivos si no trabajar los hombros. Son su complemento, así que también debes esforzarte al máximo en esta parte del cuerpo.

Los hombros también son músculos pequeños, así que recuerda: tres ejercicios diferentes de cuatro series cada uno.

Para trabajarlos, siempre es mejor que te valgas de barras y mancuernas. Las máquinas no tienen tanto impacto, aunque puede resultar un buen complemento, sobre todo para las “súper-series”.

Otros músculos fetiche

Otros de los fetiches de los pesistas, especialmente de los masculinos, son sus pectorales. Y es que definir y hacer crecer estos músculos son requisitos indispensables si quieres lucir un cuerpo fuerte, imponente.

Con unos potentes pectorales, tu cuerpo cambiará drásticamente. Lucirás musculoso, será obvio que haces vida en el mundo de las pesas. Sin embargo, no lograrás esto de la noche a la mañana. Necesitas constancia y sacrificio.

Conocer ejercicios básicos, sin duda, es imprescindible. Si no tienes un experto que te asesore constantemente, documéntate para que puedas elaborar una eficaz rutina. 

En lo que a pectorales se refiere, los ejercicios tradicionales suelen tener muy buenos resultados. Trabajar con barras o mancuernas es mucho más eficaz. Las máquinas, mientras, sólo deben ser un complemento.

La espalda, al igual que los pectorales, requiere de al menos cuatro ejercicios diferentes por sesión. Al trabajarla, ten cuidado con los movimientos bruscos y descoordinados, ya que pueden traer como consecuencia lesiones.

La zona lumbar, muchas veces, la dejamos a un lado. Esto es un graso error. Siempre hay tiempo para ejercitar la parte baja de la espalda ¡No la olvides!

Recuerda, la parte de la espalda recibe mucho impacto si día a día vas a un gimnasio. Por ello, es necesario que la fortalezcas tanto como tus bíceps y tríceps.

Vídeo destacado

Booking.com
Booking.com