Domingo 8 Diciembre 2019

SAUTEX.com. Salud. Consejos para ella. . 

Aunque en algunas culturas este todavía es un tema tabú, es importante para nuestra salud saber cuál es la manera correcta de evacuar. Descúbrela a continuación.

Históricamente el hombre, así como algunos mamíferos, solían ponerse de cuclillas para descansar, trabajar y realizar funciones corporales, como las necesidades fisiológicas. Con el tiempo esto fue cambiando, y en la actualidad utilizamos el inodoro. Sin embargo, ¿será que esta es la manera correcta de evacuar?

El inodoro: un elemento de "lujo"

Desde que John Harington inventó el inodoro en 1951, nuestros patrones de evacuación han cambiado. Al principio era considerado como un elemento de "lujo", ya que no todos tenían acceso a uno, solo la realeza. También era obtenido por las personas con discapacidad, pero en casos excepcionales.

Con el desarrollo de la tubería, este artículo fue producido en masa para dar a las personas "comunes" el mismo privilegio reservado a los más ricos. Fue así que el uso del inodoro modificó el hábito de defecar en cuclillas y ha cambiado nuestro estándar de evacuación.

¿Qué dice la ciencia sobre la forma correcta de evacuar?

El Dr. Henry L. Bockus, en su libro 'Gastroenterology', de 1964, llegó a la conclusión que para una defección ideal lo mejor es estar de cuclillas, con los muslos tocando el abdomen. De la misma forma, en 1966, el Dr. Alexander Kira argumentó en su libro, 'The Bathroom', que la naturaleza humana requería hacer sus necesidades en cuclillas, ya que esto reduce el esfuerzo al defecar.

Por otro lado, en el año 2003, el Dr. Dov Sikirov publicó un estudio en el que comparaba las fuerzas aplicadas al sentarse en la posición de cuclillas durante la evacuación. Los resultados confirmaron la sensación de vaciado intestinal satisfactorio para la posición de cuclillas.

La postura sentada requiere un esfuerzo expulsivo excesivo y más tiempo, en comparación con la posición de cuclillas.

¿Qué sucede durante la evacuación?

El término defecación puede ser definido como el proceso a través del cual se elimina el producto final procedente de la digestión. Durante este proceso, el sistema nervioso entérico y el sistema parasimpático permiten diversas acciones, como el control de la acumulación fecal en el colon, así como la relajación del esfínter externo y del músculo recto.

Esta acción permite la alineación con el recto para hacer presión intra-abdominal y expulsar los residuos.

De cuclillas

Es importante señalar que debemos defecar en cuclillas con las piernas a un ángulo de 35 grados con respecto al cuerpo. De esta manera, los muslos presionan el abdomen. Esta acción causa la presión en el interior de las cavidades del colon, liberando y alineando el canal anal y la eliminación. Esto da lugar a una evacuación más rápida, fácil y completa.

Sentados

Cuando estamos sentados, sucede lo contrario de lo observado en cuclillas. En esta posición, las piernas se encuentran en un ángulo de 90 grados en relación al abdomen, por lo que no hay un alineamiento entre el recto y el ano.

Además, perdemos la presión ejercida por las piernas sobre el colon y el abdomen. Como resultado, es necesario empujar hacia abajo para conseguir evacuar. Esta posición causa diversas enfermedades, como el estreñimiento, síndrome del intestino irritable, hernias, hemorroides y, en casos más graves, cáncer de colon o de intestino.

Los beneficios de adoptar la posición de cuclillas para evacuar

Permite que la eliminación de las heces sea mucho más rápida y fácil.

Previene la filtración de materia entre el colon y el intestino delgado, lo que reduce la posibilidad de contaminar el intestino delgado.

Evita la tensión en la región, previniendo hernias, diverticulitis, entre otros males.

Forma parte del tratamiento no invasivo en el caso de las hemorroides.

En el caso de mujeres embarazadas, esta posición evita la presión sobre el útero, y ayuda en la preparación para el parto natural.

Al evacuar la totalidad de los residuos, prevenimos el estancamiento fecal. Este problema es uno de los factores de mayor peso en los casos de apendicitis y enfermedad inflamatoria intestinal.

Es importante mencionar que la posición de 90 grados durante la evacuación se asocia a la posibilidad de tener cáncer de colon y recto. Sin embargo, un estudio realizado por Sahand Sohrabi demuestra que esta hipótesis aún no es concluyente.

¿Cómo puedo aplicar la forma correcta de evacuar?

Ahora que ya sabes cuál es la manera correcta de evacuar, te debes estar preguntando cómo podrías adoptarla en tu día a día.

En el campo del diseño de muebles, hay pocas iniciativas que consideren la posición de cuclillas en el momento de evacuar. Sin embargo, podemos adaptar nuestro inodoro con un taburete. No es necesario que sea de una altura específica, sino que nos permita colocarnos en una posición de 35 grados.

Algunas personas deciden subir en el inodoro para adoptar esta posición. Sin embargo, esta acción puede ser peligrosa, dado que el vaso se puede romper o la persona puede caer. Sin duda, esta opción no es recomendable.

Salud

  • Estrés

    Estrés

    El estrés excesivo es un padecimiento común que puede afectar a personas de cualquier edad.
  • Tuberculosis

    La tuberculosis es una enfermedad infecciosa causada por bacterias que afecta a los pulmones.
  • 1
  • 2
  • 3

Maternidad

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Vídeo destacado

Ofertas especiales de Sautex

Booking.com >

Descuentos en hoteles de invierno

Booking.com
Booking.com